Saltar al contenido

¿cómo son los bulldogs ingleses con los niños?

bulldogs ingleses

los bulldogs ingleses son una raza de perro muy conocida por ser amigables y tranquilos, siendo esta una de las principales razones que tuvieron en cuenta los expertos en canes para afirmar que son una de las mejores opciones para tener como mascota en los hogares.

Igualmente, los definen como poco conflictivos a la hora de enfrentarse ante situaciones que podrían alterar su temperamento, siendo  inusual ver a un bulldog enfrentándose contra otro perro.  Asimismo, los clasifican con una de las mascotas ideales para los hogares que cuentan con niños, ya que no representan ningún tipo de peligro para nadie.

bulldogs ingleses

 Hoy en día se tienen un concepto muy difuso en cuanto a su inteligencia, tanto así que hay quienes dicen que tienen una inteligencia muy limitada, Aunque en la realidad no se  puede evidenciar ninguna diferencia en cuanto a inteligencia en comparación  con otros caninos.

En el mismo sentido, se resalta que son demasiado perceptivos  con las emociones que transmiten las personas, incluso existen artículos donde se afirma que los bulldogs ingleses tienen la capacidad de percibir el estado de ánimo de las personas. Reflejando en sus propias emociones todo lo que percibe de sus dueños.

También se caracterizan por ser territoriales, defendiendo siempre el hogar donde habitan. Pese a que son territoriales, esto no quiere decir que son agresivos. Siendo muy protectores con todos los miembros de la familia donde habitan, en especial con los niños, lo cuales protege arduamente ante cualquier adversidad.

¡también te podría interesar!

Otra característica a resaltar es que su personalidad siempre está influenciada por la etapa vivida como  cachorros, incluso en la etapa de adultos sigue manteniendo esa esencia, por lo que siempre tienden a ser juguetones y graciosos. Esta cualidad va muy bien con los niños, ya que se acoplan perfectamente al mundo de ellos, haciendo más amena la vida de ambos.

Como dato importante a tener en cuenta, mencionamos que los bulldogs son muy pacíficos y  siempre evitan cualquier confrontación, incluso si se les provoca. En este sentido, se debe tener total tranquilidad, debido a que en ninguna circunstancia el bulldog inglés representa un peligro para las personas, incluyendo los niños.

Por otra parte, su aspecto robusto y musculoso hace que las personas tengan una percepción errónea sobre el carácter del dogo, tanto así que hay quienes piensan que son agresivos, por lo contrarío son totalmente dóciles y amigables. Asimismo, se piensa que son muy perezosos  sólo porque se mueven lentamente y se toman su tiempo para hacer algunas actividades físicas, aunque esto no afecta que les guste correr y jugar con la pelota especialmente con los niños.

Cabe destacar que los bulldogs ingleses tienen la particularidad de tener varias tonalidades de piel que van desde el color negro, blanco, hasta colores pigmentados que resaltan de alguna u otra manera su presencia física. Los niños por naturaleza tienden a gustarle colores llamativos, siendo esta una ventaja que tendrían los dogos, ya que existen en gran variedad de tonalidades.

Finalmente mencionamos que se debe tener en cuenta que esta clase  de perros debe tener un constante higiene para que no sufra de infecciones o enfermedades cutáneas, más aún si el can va ha estar cerca de niños, lo que podría afectar la salud de ambos.

¡Comparte este contenido con tus amigos !

0Shares
0 0 0
0Shares
0 0